¿Dónde tendrías tu mejor idea? POOL-BRAINSTORMING Vs Sala de Juntas

¿Dónde tendrías tu mejor idea? POOL-BRAINSTORMING Vs Sala de Juntas

Imagen de Hector

De manera clásica las empresas buscan su generación de ideas y/o creatividades que las lancen al éxito en lugares monótonos y orientados a la ardua tarea del trabajo. Pero por unos segundos analicemos cuál es nuestro objetivo, y busquemos cuál es la mejor forma de lograrlo. Para ello, debemos deconstruirnos para volver a construirnos sobre firme, sin perder de vista nuestra meta.

El cerebro humano es una máquina extremadamente compleja, pero a la vez sencilla en su base. Eso mismo ha cautivado, cautiva y cautivará durante muchos años a la sociedad. Como base de nuestro ser, el cerebro nos ayuda en la creación y la generación de ideas. Pero... ¿Cómo surgen las ideas?...  Según un estudio realizado por ideacampions.com, sólo el 3% de las buenas ideas ocurren mientras trabajamos. Esto es debido a que en realidad no tenemos un único cerebro, sino dos, siendo uno el encargado de hacer nuestro trabajo, y otro el de generar ideas creativas.

Mientras que nuestro lado izquierdo del cerebro está capacitado para el pensamiento convergente, abstracto, analítico y objetivo; el lado derecho está mejor preparado para el pensamiento divergente, la intuición, y la imaginación, concentrándose en el Todo de las cosas. Es por esto que nuestro lado derecho produce ideas más flexibles y divertidas. Es así, que siempre se les asocia el uso de este lado del cerebro a los artistas, músicos, inventores y emprendedores, ya que usan este tipo de pensamiento.

Por ello, en lugares de trabajo nuestra propia inercia nos lleva al uso del cerebro inadecuado para la creatividad. Esto en sí, no resulta tan perjudicial como podríamos pensar a priori, aunque sí suele ser improductivo si nuestra intención es fomentar la generación de ideas. Hay que tener en cuenta que nuestro lado creativo siempre es “tímido”, y que es posible que no surja si no se le invita a salir. Para sacarlo simplemente hay que propiciar las condiciones para que pierda su timidez.

Salir a caminar o pasear, hacer ejercicio mientras escuchas música, visualizar la solución al problema o incluso hasta dibujarla, buscar reírse para olvidar la linealidad de la rutina, son pequeñas acciones que fomentan que las buenas ideas surjan.

En Prodigia conocemos a nuestro tímido lado derecho y siempre que podemos le invitamos a salir. Creemos que así podemos aportar más a nuestros clientes, porque en cierta manera, este es parte de nuestro valor añadido. Por ello realizamos nuestros brainstorming en el mejor lugar posible para que las ideas fluyan, maduren y crezcan.

Hoy estamos reunidos con Álvaro, cliente y amigo en nuestro chalet oficina. Nos contó su idea de negocio y poco a poco la fuimos madurando. Fué una gran experiencia, ver como una idea poco a poco crece con una conversación en la que todos aportamos sin miedos, porque esa es la esencia de una buena tormenta de ideas, aportar sin miedos, ser un loco extrovertido. Entre risas y experiencias, los tres fuimos descartando ideas locas poco factibles para ir atando cabos factibles. ¿A quién le dirías que puedes disfrutar trabajando? ¿Que ser innovador podría ser tan gratificante?

Seguimos trabajando y disfrutando de estos momentos, aprendiendo e intentando mejorar la experiencia que aportamos, ser diferente te hace ser único.

Para terminar, os vuelvo a lanzar la pregunta que abrió este post ¿Dónde tendrías tu mejor idea? Nosotros y nuestros clientes lo tienen claro, así que te animamos a vivir esta experiencia. Mientras tanto… seguiremos sufriendo en nuestro trabajo ;o)

Se me olvidaba, gracias Álvaro por hacernos partícipes de tu sueño. Son experiencias como esta las que nos estimulan, "Nos partiremos las espaldas por este proyecto y lo sabes" ;op

Héctor Franco - Director de Operaciones 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.