Cialis online

Se encuentra usted aquí

SEM

SEM - Search Engine Marketing
  • Cuadro de mandos publicitario
  • Medición de la rentabilidad
  • Optimización de su inversión
SEM. Marketing en motores de búsqueda

Publicidad en buscadores
SEM (Search Engine Marketing)

Para promover su negocio una vez cuente con el site apropiado, le plantearemos campañas de publicidad en Google, Facebook, Twitter, Youtube, redes de afiliación y otros sistemas publicitarios. Estas campañas se presentan mensualmente en un cuadro de mandos publicitario, con el objetivo de medir la rentabilidad de las mismas, aumentando la inversión en aquéllas que maximicen el beneficio, optimizando de este modo su inversión (que no gasto) en publicidad online.

Le proponemos y explicamos a su dpto. de marketing los diferentes modos de comprar publicidad en Internet, CPM, CPC, CPL, CPA... para elegir la mejor opción que minimice el riesgo publicitario y maximice su ROI, mediante CRO (Conversion Rate Optimization).

Las empresas que desarrollan su capacidad para gestionar eficientemente sus inversiones publicitarias online, generan un know-how competitivo que les permite ganar dinero, invirtiendo de modo inteligente, copando en ocasiones grandes cuotas de mercado, sin riesgo; mediante un modelo de cuadro de mandos publicitario, o Ads Balanced Scorecard. 

La publicidad en buscadores, SEM, se gestiona junto a las redes de afiliación y medios de publicidad online, integrando toda la información relativa a su ROI, ponderando los medios más rentables y eficientes. De este modo, una vez el cuadro de mandos publicitario está diseñado, se comienza con una inversión baja o moderada, se recogen los datos y mediante esta herramienta de gestión publicitaria, se determina en cada medio publicitario, qué modo de pago (CPM, CPC, CPL, CPA...) es más rentable. Una vez comparados los diferentes medios admitidos por el soporte publicitario, se procede a elegirlo como medio de pago. Posteriormente se compara cada soporte publicitario con su método de pago óptimo, para así ordenarlos según el criterio de rentabilidad, y de este modo, ponderar la mayor cantidad del presupuesto en el medio más rentable, una vez agotado éste, se pondera en 2º lugar, el siguiente medio más rentable, y así sucesivamente, hasta agotar el presupuesto, o la capacidad logística/financiera de la empresa.

De este modo convertimos la publicidad no en un gasto, sino en una inversión inteligente, desarrollando una ventaja competitiva frente a las empresas de la competencia.